martes, 9 de octubre de 2018

Una piedra en el camino


Una de las aplicaciones más vistosas del CRAS, cemento demoledor no explosivo fabricado por la firma alavesa Kayati SL, es la demolición de bolos, rocas sueltas que aparecen de diversas maneras en terrenos, bien enterrados, bien en superficie, y que en muchos casos suponen un obstáculo para la realización de determinados proyectos o, simplemente, estorban.


En las imágenes que incluimos en esta nota informativa puede apreciarse el proceso de demolición de dos de estos bolos, situados inicialmente en un solar, ocupando un espacio que dificultaba la utilización del terreno para otros fines.

La eliminación de estos bolos ser realizó utilizando las propiedades del CRAS, producto con el que se realizan demoliciones sin recurrir a explosivos, aprovechando la fuerza expansiva generada por la reacción de hidratación del CRAS.

Se trata de un trabajo sencillo que, si se realiza siguiendo las instrucciones proporcionadas por Kayati SL para el uso del CRAS, se realiza con un rendimiento óptimo en un plazo breve y con un coste ajustado.

El primer paso para la demolición de bolos como estos consiste en realizar la perforación de los mismos, con diámetro de broca y profundidad de acuerdo con las instrucciones del fabricante. La distribución de las perforaciones en este caso se realizó en tresbolillo, para conseguir un tamaño de los restos de demolición fácilmente manejable a la hora del desescombro.


La preparación del mortero con el CRAS y su posterior vertido en las perforaciones son los pasos siguientes, tras los cuales toca esperar a que el cemento demoledor realice su trabajo y se produzca la rotura de la roca. En un plazo inferior a las 48 horas, ésta suele producirse hasta el punto de dejar los bolos reducidos a escombros, que pueden ser retirados con facilidad.

Este proceso no requiere de maquinaria pesada, ni de permisos administrativos. Por estas razones, entre otras, el CRAS es la opción preferida por muchos responsables de proyecto a la hora de llevar a cabo trabajos de demolición.

Puede encontrarse información sobre aplicaciones y uso del CRAS en www.kayati.com.

lunes, 1 de octubre de 2018

La AEDED reconoce a Kayati SL

El pasado 25 de septiembre, en el marco del Foro de la Deconstrucción 2018, la Asociación Española de Demolición, Descontaminación, Corte y Perforación, AEDED, nos hizo entrega de una placa, como reconocimiento a su trabajo y dedicación.

La placa fue entregada al distribuidor de Kayati SL en la zona Centro por parte del presidente de AEDED, el señor Pablo Budía.


Desde Kayati SL agradecemos a la AEDED esta distinción, y deseamos que nuestra cooperación con esta asociación siga siendo tan provechosa en el futuro con lo ha sido hasta ahora.

domingo, 30 de septiembre de 2018

Aliados de las alturas

El uso del CRAS, cemento demoledor fabricado por la empresa alavesa Kayati SL, en proyectos realizados en zonas montañosas, es una fuente casi inagotable de clientes satisfechos y de imágenes que nos sentimos orgullosos de mostrar en estos reportajes.






Este tipo de proyectos presentan problemáticas específicas: elevadas pendientes, acceso difícil, presencia en ocasiones de edificaciones próximas o vías de comunicación, requerimientos medioambientales… Situaciones todas ellas que obligan a los contratistas de demolición a dar lo mejor de sí mismos. El CRAS es un recurso que ayuda llevar a cabo de manera satisfactoria este tipo de trabajos. La combinación de producto y asesoramiento que ofrece Kayati SL es un aliado de primer orden para la demolición. 




La demolición no explosiva, basada en la fuerza expansiva generada por la reacción de hidratación que se produce en el cemento demoledor permite llevar a cabo demoliciones sin afectación al entorno, con un uso limitado de maquinaria auxiliar y en tiempo reducido.



Estas ventajas hacen de esta opción la más conveniente en una buena parte de proyectos de demolición en altura. En las imágenes que presentamos recorremos varias fases del proceso de demolición realizada mediante cemento expansivo: perforación, rotura y desescombro.



El resultado en este caso es un desmonte que permitirá la construcción de viviendas en un entorno con unas vistas excelentes, rodeado de otras viviendas, cuyos habitantes ha visto alterada mínimamente su forma de vida mientras se llevaba a cabo la demolición, gracias a las características amigables para el entorno del cemento demoledor CRAS.

jueves, 30 de agosto de 2018

Cuando el tiempo es muy importante

La combinación del uso del CRAS, cemento demoledor no explosivo, con otros métodos de demolición puede ayudar a reducir de manera importante los tiempos en los proyectos de demolición.

En el proyecto del cual mostramos imágenes en esta nota se combinó el uso de dos martillos hidráulicos con el CRAS. El trabajo consistía en un vaciado para la construcción posterior de un centro comercial. El terreno contenía granito, para cuya demolición se utilizó el CRAS amarillo, mientras que en las zonas con menos dificultad la demolición se realizó mediante el uso de los martillos hidráulicos.
Para la aplicación del CRAS se realizaron perforaciones de diámetro 38 mm, con una separación entre perforación de 40 cm. Esta malla básica se modificó en función de la dificultad específica de alguna zona concreta del terreno.
Estos parámetros son los que definen básicamente el proceso de demolición. Tanto las instrucciones del producto como las indicaciones de los especialistas de Kayati SL, fabricante del CRAS, permiten a los contratistas de obra realizar las demoliciones de la manera más eficiente.
En este proyecto la demolición se llevó a cabo de manera especialmente rápida, dada la premura de tiempo con la que se contaba para su realización. Para ello, se procedió a utilizar los martillos hidráulicos en las zonas en las que se había aplicado el CRAS nada más hacer efecto éste y producirse la rotura. Ya con el granito roto, el proceso de desescombro podía realizarse de manera ágil, minimizando tiempos muertos y aprovechando al máximo el tiempo de la maquinaria.

Finalmente, el vaciado se realizó en los exigentes plazos previstos y la obra pudo continuar de acuerdo con la planificación realizada, gracias a la participación del CRAS.

domingo, 1 de julio de 2018

El CRAS, un método de altura


La atracción que experimenta el ser humano por las alturas se manifiesta, entre otras cosas, en el deseo de vivir en lo más alto. Hace siglos, este deseo tenía una utilidad práctica: en tiempos de guerra, las alturas permitían una mejor defensa, y castros, alcazabas, castillos… ocupaban las cumbres y, a su alrededor, se implantaban pueblos y ciudades.


Hoy en día, las alturas siguen atrayéndonos, llevándonos a querer vivir en el límite entre el suelo y el cielo. La construcción de viviendas en zonas elevadas presenta, en ocasiones, problemas ligados a la naturaleza del terreno. En el caso que vemos en este reportaje, el proyecto para la edificación de una vivienda unifamiliar en una zona elevada sobre el litoral se encontró con la necesidad de realizar un vaciado en una zona ocupada por un bolo de roca. La demolición de éste se convirtió en un problema previo a la edificación, con las circunstancias de que el terreno se encontraba rodeado de otras viviendas y próximo a vías de comunicación, lo que hacía imposible el uso del explosivo.



Este tipo de trabajos son perfectos para el uso del CRAS, el cemento demoledor fabricado por la firma alavesa Kayati SL. Este producto permite realizar una demolición rápida, sin necesidad del uso de explosivos y sin tener que disponer de maquinaria pesada para su aplicación.


El escombro que se obtiene de la demolición con el CRAS es fácilmente retirado con medios convencionales. El proceso es sencillo, y las instrucciones de uso del CRAS permiten su utilización sin complicaciones en prácticamente cualquier entorno geográfico y condiciones de temperatura.


El final de la demolición permite el inicio de la construcción. El resultado de ésta es espectacular, con unas vistas de las que solo se puede disfrutar desde las alturas.


En definitiva, la propuesta que ofrece Kayati SL a través del CRAS a sus clientes es la tranquilidad de la experiencia y el servicio que dan más de 25 años de presencia en el mercado y de una constante mejora en el producto, lo que se traduce en demoliciones realizadas de manera satisfactoria y en clientes satisfechos.

jueves, 10 de mayo de 2018

Un método de demolición para cada material

 EL CRAS, cemento demoledor no explosivo fabricado por la firma alavesa Kayati SL, es una alternativa cargada de ventajas para los procedimientos de demolición basados o bien en explosivos o bien en el uso de maquinaria pesada. Por sus características, el CRAS permite una demolición limpia, silenciosa, sin vibraciones y sin explosiones, lo cual lo convierte en un comodín para los proyectos de demolición.

 Más allá de esta versatilidad, en ocasiones, nuestros clientes prefieren combinan el uso de técnicas convencionales con el uso del CRAS para realizar determinados proyectos de demolición cuando las circunstancias así lo aconsejan.

 En el caso que mostramos en estas imágenes, la zona en la que había de llevarse a cabo la demolición estaba formada por dos tipos de granito: uno del tipo Sauló, más blando y otro, azulado, de gran dureza.

 Por su granulosidad y baja dureza, el granito Sauló no presenta mayor dificultad a la hora de romper, por lo que se utilizó el martillo neumático para su demolición. En el caso del granito azulado, compacto, su gran dureza recomendó el uso del cemento demoledor CRAS. El uso combinado de ambas tecnologías permitió optimizar los recursos y el tiempo necesarios para la demolición.


Los parámetros de esta demolición se encontraron entre los valores habituales para el uso del CRAS: diámetro de 45mm, distancia máxima entre perforación de 0,40m x 0,40m y una profundidad máxima de 2.70m.



El resultado fue, una vez más, satisfactorio para el cliente, al que el CRAS le solucionó el problema de la parte más difícil de la demolición, aquella en la que la dureza del material hizo imprescindible el uso del cemento demoledor.

sábado, 7 de abril de 2018

El CRAS ayuda a la distribución eléctrica


Ayudamos a llevar la energía
Una de las aplicaciones del CRAS, el cemento demoledor fabricado por la empresa alavesa Kayati SL, es su uso para hacer pequeños vaciados que pueden ser utilizados para la instalación de postes para la conducción de energía eléctrica.



En el caso de la construcción de tendidos eléctricos, el CRAS permite realizar vaciados prácticamente en cualquier entorno, sin necesidad de que existan carreteras o caminos para hacer llegar a cada punto en el que se ha de instalar un poste maquinaria o elementos pesados. La demolición con CRAS es sencilla, requiere de elementos sencillos y fáciles de transportar y puede realizarse en condiciones atmosféricas muy variadas.


En el caso que podemos observar en estas fotografías, se utiliza el CRAS Verde, una de las variantes del producto de Kayati SL. Se utilizan también martillos neumáticos para realizar las perforaciones que permiten verter el mortero realizado con el cemento demoledor, el agente que, mediante la reacción expansiva de demolición, provoca la rotura de la roca en las zonas en las que se desea instalar postes.

La forma de demoler del CRAS, sin explosiones ni vibraciones, permite realizar demoliciones en entornos naturales, incluso protegidos, con un mínimo impacto ambiental. El cemento demoledor solo genera residuos inertes, que no causan daño al entorno. Estamos pues, ante un producto que ayuda a la demolición en el entornos remotos y variados..

El CRAS mantiene una relación más completa con la electricidad. Además de ayudar en la instalación de postes eléctricos, también se usa cuando se trata de demoler las zapatas de hormigón sobre las que se ubican las torres de conducción de alta tensión. Su uso para demolición de bloques de hormigón lo hace muy adecuado también para trabajos en diques de centrales hidroeléctricas.
Como siempre que se utiliza el CRAS, el resultado es una demolición eficaz, rápida, para satisfacción de los clientes de Kayati SL.