lunes, 4 de enero de 2021

Ganar altura, fácil con el CRAS

Comenzamos 2021 con una nota informativa sobre un trabajo realizado realizado en el interior de una vivienda, uno de los escenarios en los que las cualidades del CRAS, cemento demoledor fabricado por la firma alavesa Kayati SL, marca la diferencia a la hora de realizar demoliciones.


El terreno de juego de este partido entre el CRAS y la piedra es el interior de una edificación a la que se quiere hacer ganar altura por el procedimiento de demoler una extensa losa de piedra que cubre el suelo de la misma.

El uso de cemento demoledor para la realización de este tipo de trabajos es la mejor opción. El producto permite realizar demoliciones limpias, sin explosiones ni vibraciones que puedan poner en peligro el resto del edificio y las zonas colindantes.

Con casi treinta años de presencia en el mercado, el CRAS es la referencia a la hora de hablar de cemento demoledor. Además de tratarse de un producto de alta calidad, la empresa Kayati SL ofrece a los usuarios de este  producto el asesoramiento necesario para llevar a cabo la demolición de manera segura, rápida y eficaz.

En el caso cuyas imágenes estamos presentando, nos encontramos con una situación inicial favorable. La losa de piedra que había que demoler para ganar altura en el edificio estaba ya rota en una zona de la misma, lo que facilitaba una cara libre para facilitar la rotura del resto de la losa. En los trabajos de demolición con cemento demoledor hay que facilitar que los fragmentos que se generan tras la acción del producto puedan desgajarse del resto de la zona a demoler, por lo que se necesita espacio para que puedan desplazarse tras la rotura. Esto se consigue dejando una cara libre.
En este trabajo, los restos generados por la demolición de la losa de piedra han podido salir hacia la zona en la que la losa había sido previamente eliminada.
En las imágenes se observa cómo una vez realizada la perforación y la carga del mortero preparado con CRAS, éste ha ido fraguando y, mediante la presión generada por la reacción química de hidratación que se lleva a cabo en el mortero durante este proceso, la rotura de la losa se ha ido produciendo de forma ordenada, desgajando pequeños bloques de piedra, que heredan la forma de la geometría con la que se haya realizado la distribución de las perforaciones y, que lo más importante, son fácilmente manejables a la hora de realizar el desescombro. 
Todo el proceso, desde la perforación hasta la retirada de escombro, se lleva a cabo en menos de 72 horas. Para facilitar más aún las cosas, el uso del CRAS no requiere de los permisos administrativos y de las medidas de seguridad que exigiría una demolición con uso de explosivos, si este tipo de solución hubiese podido llevarse a cabo en las circunstancias del proyecto.


En las imágenes se puede observar también cómo la rotura ha sido limpia, respetando las paredes del edificio. Una demolición quirúrgica, que aprovecha las posibilidades que ofrece el uso del CRAS en este tipo de proyectos, en los que se puede trabajar con un control casi total sobre las dimensiones de la zona que se desee demoler.

martes, 8 de diciembre de 2020

Demolición invernal

 Una de las ventajas que ofrece el CRAS, cemento demoledor fabricado por la firma alavesa Kayati SL es que puede utilizarse en un amplio abanico de temperaturas.

Se trata de un producto de uso universal, que permite realizar demoliciones de diferente envergadura, en entornos muy diferentes. El CRAS se utiliza en la actualidad en una treintena de países de cuatro continentes gracias a esta versatilidad, a la sencillez de uso y, por supuesto, a su elevado rendimiento.

Se trata de un producto de uso universal, que permite realizar demoliciones de diferente envergadura, en entornos muy diferentes. El CRAS se utiliza en la actualidad en una treintena de países de cuatro continentes gracias a esta versatilidad, a la sencillez de uso y, por supuesto, a su elevado rendimiento.



El proyecto al que corresponden las imágenes que mostramos aprovecha dos de las propiedades más apreciadas del CRAS. Por una parte, la demolición sin explosiones permite realizar la eliminación de una bancada sin poner en peligro los muros de hormigón armado adyacentes a la zona a demoler, ni a las edificaciones cercanas a la obra
Por otro lado, el CRAS desarrolló toda su capacidad demoledora en unas condiciones de temperatura variables desde los -5ºC a los 14ºC que se dieron en la zona durante la realización de trabajo.

En las imágenes se aprecian las perforaciones efectuadas en la bancada, con un diámetro de 41 mm, y una distribución en malla cuadrada de 40 cm de lado, así como el inicio la rotura en la misma. Se trata de una demolición muy precisa, que se ha llevado a cabo con éxito gracias a las ventajas que proporciona el uso del cemento demoledor de altas prestaciones CRAS.

domingo, 8 de noviembre de 2020

Al servicio de la Economía Circular

 Pocas palabras expresan mejor la idea de dureza que la palabra “granito”. Esta roca ígnea, formada por cuarzo, feldespato y mica, se utiliza de manera habitual en la construcción y constituye el 5% de la corteza terrestre, por lo que son frecuentes sus combates con el CRAS, cemento demoledor no expansivo fabricado por la empresa alavesa Kayati SL. La roca se resiste a ser demolida, pero la fuerza expansiva generada por la hidratación del CRAS acaba agrietándola y rompiéndola. 

Nos llena de satisfacción cuando uno de nuestros clientes nos dice, cuando realiza un vaciado en una zona granítica, que la roca se deshace “como si fuese arcilla”. Aplicado correctamente, lo cual es fácil de realizar, el CRAS lleva a una demolición rápida, sin ruidos ni vibraciones, con un escombro fácil de retirar, sin generación de residuos aparte del propio escombro inerte, y con una necesidad limitada de recursos, en comparación con otros sistemas de demolición usados para proyectos similares.


De hecho, la demolición por expansión es conocida y utilizada desde la Antigüedad. Ya los egipcios utilizaron la fuerza expansiva generada por la hidratación de cuñas de madera para la extracción de los bloques con los que construyeron las pirámides. Un sistema natural, que ha ido evolucionando hasta llegar, en el Siglo XX, al CRAS.


El cemento expansivo CRAS constituye una solución eficaz para la realización de demoliciones, y respetuosa con el entorno. Estas cualidades han contribuido a que el producto de Kayat SL esté presente en cuatro continentes tras más de veinte años de crecimiento y de  soluciones a todo tipo de demoliciones.


Desde Kayati SL estamos orgullosos de proporcionar a nuestros clientes, durante tres décadas, este producto, que les ayuda a desarrollar satisfactoriamente sus proyectos y a cumplir con sus compromisos ambientales. 



viernes, 16 de octubre de 2020

Eliminación de repiés

Entre los trabajos más habituales que se realizan con el CRAS, cemento demoledor no explosivo fabricado por la firma alavesa Kayati SL, se encuentra la eliminación de repiés. 

Los repiés son refuerzos que se colocan al pié de paredes o de pendientes, con objeto de reforzar muros o contener corrimientos de tierras. Su uso es frecuente en construcción de edifición, minería, obras hidráulicas, obras públicas, entre otros sectores. Son elementos de seguridad y, como tales, construidos para que duren y para que resulte difícil su rotura.

Básicamente, un repié está diseñado para durar, lo que hace que, cuando hay que eliminarlo, esto no sea tarea sencilla. Además de las dificultades que presenta el propio material -hormigón, generalmente- hay que tener en consideración el entorno en el que se realiza el trabajo. En ocasiones, se trata de elementos que refuerzan estructuras que hay que mantener. Otras veces la eliminación del repié ha de hacerse en entornos delicados desde el punto de vista de la seguridad, como son zonas urbanas, diques o carreteras. En este tipo de trabajos, el CRAS facilita la solución al problema de la demolición de estos elementos. Al tratarse de un método de demolición sin explosiones, el uso del cemento expansivo facilita la demolición quirúrgica, sin afectar al entorno.

Las imágenes que mostramos en esta nota informativa muestran tres fases de la demolición de un repié en una zona industrial. En primer lugar, se observa la distribución de las perforaciones realizadas en el bloque, realizadas para facilitar una rotura en paralelo con la pared que se quiere mantener sin dañar.

 La segunda imagen muestra el inicio de la rotura, que se ve sigue el patrón deseado, mientras que en la tercera imagen se aprecia ya la rotura del repié con claridad, paralela al muro. Pocas horas después de esta foto se pudo realizar el retirado de escombro, que liberó el espacio ocupado por el repié para su uso en el proyecto en el que se integró esta demolición controlada.

Este tipo de proyectos permiten sacar el máximo partido de las características del CRAS: facilidad de manejo, economía en la aplicación y rapidez en la rotura, ventajas que son apreciadas por cada vez más contratistas de obra en los cinco continentes.


sábado, 19 de septiembre de 2020

El CRAS ayuda a ganar perspectiva

En las notas informativas sobre trabajos realizados con el CRAS, cemento demoledor fabricado por la firma alavesa Kayati SL, es frecuente que hablemos de demoliciones llevadas a cabo en zonas montañosas. A lo largo de los años hemos ido acumulando abundante experiencia en este tipo de trabajos.
La facilidad de uso del CRAS y el que no sea necesario usar maquinaria pesada para su aplicación facilita el trabajo en este tipo de entornos, de gran belleza pero difíciles de tratar. Estas virtudes no han pasado desapercibidas para el sector de la demolición.
En el trabajo que presentamos en esta nota -la demolición de una roca al pie de una urbanización y cercana a una carretera- la belleza del entorno viene marcada por la coincidencia de montaña y mar, y el beneficio del uso del CRAS se traduce en una ganancia de volumen edificable en una una zona con con una bella perspectiva, y en la mejora de la seguridad en la carretera circundante.
El uso de martillos hidráulicos para realizar la perforación fue la parte más aparatosa del proyecto, que se desarrolló en varias fases, aprovechando la existencia de varias caras libres, lo que facilita tanto la aplicación del CRAS como la posterior salida del escombro.
El proceso de demolición se realiza sin necesidad de uso de explosivos y sin que se generen vibraciones, que podrían poner en peligro las viviendas y carretera próximas. El CRAS es la solución para la demolición en entornos habitados.

El resultado final del proyecto es un vaciado que libera un espacio disponible y valioso para el desarrollo de la zona, conseguido de manera rápida, segura y por un coste altamente competitivo, cualidades que el CRAS ofrece, junto con la experiencia de Kayati SL en diferentes situaciones, a los profesionales de la demolición.

viernes, 28 de agosto de 2020

Soluciones de aplicación universal

Desde el inicio de su actividad hace casi treinta años, la firma alavesa Kayati SL ha caracterizado por su activa presencia en los mercados internacionales. El CRAS, cemento demoledor fabricado por Kayati SL soluciona los problemas de demolición en cuatro continentes, en los que una tupida red de clientes satisfechos se ha ido tejiendo a lo largo de los años.

Un ejemplo de esa presencia internacional son las fotos que mostramos en este reportaje. Se trata de un escenario habitual para el CRAS, una demolición entre edificaciones en una zona de montaña. Esta vez, el vaciado se realiza en Centroeuropa, pero bien podría haberse llevado a cabo en la zona pirenaica, los Andes o en las Montañas Rocosas.



Las características especiales en cuanto a seguridad del cemento demoledor -producto no explosivo, silencioso, que opera sin generar vibraciones, que no necesita para su aplicación de maquinaria pesada- han convertido al CRAS en el aliado de los contratistas de demolición. En el caso que nos ocupa, la roca que había que eliminar se encontraba literalmente a los pies de un edificio para uso comercial, en un entorno de negocios.

La secuencia de aplicación del CRAS, en este caso en su modalidad CRAS Amarillo, es sencilla y contribuye al éxito del producto. En primer lugar, la perforación de la roca o el bloque de hormigón que se desea demoler, con distribución, diámetro de broca y profundidad de taladrado realizados según las indicaciones de Kayati SL.

La experiencia acumulada por la empres permite asesorar a sus clientes en prácticamente cualquier tipo de trabajo de demolición que vayan a acometer.



Posteriormente, la preparación del mortero, con la posibilidad de utilizar el cubo que contiene el CRAS como recipiente de mezcla. Finalmente, la aplicación de este mortero en los orificios realizados. Tras estos pasos, la reacción de hidratación genera la fuerza expansiva para romper la rocas. Queda el desescombro.

Tanto en el caso que mostramos como en decenas a lo largo y ancho del planeta, el CRAS consigue resolver los proyectos de demolición de manera eficaz, contribuyendo al crecimiento del club de los clientes satisfechos de Kayati SL.

lunes, 20 de julio de 2020

Cuestión de seguridad

El trabajo de demolición presenta diversas complejidades en función del lugar en el que haya de llevarse a cabo, y los medios que han de usarse en cada caso varían en lugar de circunstancias como el entorno o la dureza del material a demoler.

 El CRAS, cemento demoledor no explosivo fabricado por la firma alavesa Kayat SL, ocupa un lugar preeminente en la paleta de opciones del contratista de demolición.

 El producto, un cemento elaborado a base de cal inorgánica, aprovecha la fuerza expansiva generada durante la hidratación, de manera que, convenientemente elaborado y distribuido en la zona que se desea demoler, genera la suficiente presión como para realizar la rotura de rocas y bloques de hormigón, sin que sea necesario utilizar ni maquinaria pesada ni explosivos, evitando así el ruido y las vibraciones relacionadas con el uso de otros métodos de demolición.

 En las imágenes que mostramos en esta nota se aprecia cómo se utiliza el CRAS para la realización de un desmonte entre edificaciones. Si bien el espacio en el que se realiza el trabajo es amplio, determinadas zonas se hallan muy próximas a edificaciones.

 Es en estas zonas donde el CRAS se revela como una solución excepcional para proceder a la demolición sin necesidad de utilizar maquinaria pesada, de difícil acceso y que genera vibraciones que pueden ser peligrosas para la integridad estructural de los edificios circundantes.
 Para la aplicación del CRAS se utilizó un barreno de 45 mm de diámetro para las realización de las perforaciones en la roca, operación fundamental ya que define la forma en la que la fragmentación de la roca se va a producir, y con ella, la demolición.

Una vez más, el uso del CRAS permitió la realización de una demolición rápida y segura, características vinculadas a los proyectos de demolición llevados a cabo con cemento expansivo no explosivo.

Pueden consultarse esto y otros ejemplos similares de demoliciones llevados a cabo con el CRAS en el sitio web www.kayati.com.