miércoles, 3 de enero de 2018

Vaciando para llenar

Destruir para crear, demoler para construir, vaciar para llenar… la vida del CRAS da lugar a múltiples paradojas que, además de servir para los juegos de palabras, permite avanzar en obras a lo largo y ancho de nuestro planeta.

Presentamos aquí imágenes de uno de nuestros últimos proyectos, un vaciado en zona urbana, en una parcela lindante con la vía pública, destinada a la edificación. Un proyecto habitual entre los clientes del CRAS.

 La perforación es el primer paso de este proyecto, como en todos aquellos en los que hay que facilitar la aplicación del mortero creado a partir del cemento demoledor. En este caso, se usa un diámetro de 45mm, con distancias entre barreno de 40x40 cm, y profundidades de perforación de entre 1m y 2,70m. Para realizar la perforación se ha recurrido al uso de maquinaria de perforación pesada, como puede apreciarse en las imágenes. La perforación se distribuye de manera regular sobre la superficie de la roca a demoler.


Tanto los detalles de dimensiones, como de distribución de las perforaciones son aportados, si así se solicita, por parte de Kayati SL a sus clientes, como parte de su oferta integral. La firma alavesa cuenta con la experiencia de centenares de proyectos realizados a lo largo de su cuarto de siglo de existencia, un conocimiento que pone a disposición del mundo de la demolición. 

 La demolición realizada reduce la roca a una dimensión que permite un fácil desescombro, lo que facilita que el presupuesto de la obra se mantenga bajo control.

En este proyecto, como en decenas de otros cada año, el uso del CRAS aporta valor al cliente y permite a Kayati SL seguir ampliando su colección de casos de éxito.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Los frutos del CRAS

La orografía es una variable que guarda malas pasadas de vez en cuando a los profesionales encargados de convertir en realidad lo que marcan unos planos. La dureza del suelo, la dificultad de acceso a la zona de trabajo con maquinaria de demolición, o la cercanía de infraestructuras o de zonas habitada pueden convertir un hermoso lugar en una pesadilla a la hora de construir. Hemos hablado en varias ocasiones de esto en nuestros reportajes sobre proyectos realizados con el CRAS, el cemento demoledor fabricado por la firma alavesa Kayati SL.


Esta vez nos complace presentar el resultado del uso del CRAS en un proyecto del que ya hablamos en su momento: la realización de un vaciado en un punto de la Costa Brava catalana, donde era literalmente necesario crear el volumen donde edificar. La dura roca granítica, la pendiente y la existencia de una carretera y de viviendas próximas impedían el uso de maquinaria como martillos hidráulicos, lo mismo que el de explosivos.

Podemos ver en estas imágenes el proceso de la demolición, llevada a cabo con el CRAS. El primer paso es la perforación de la roca a demoler de acuerdo con las indicaciones de uso del producto.

Posteriormente, tras preparar el mortero con el CRAS, éste se vierte en cada orificio. Tras esperar unas horas, la fuerza expansiva generada por la hidratación del producto acaba por demoler la roca. El escombro se puede retirar con facilidad y puede continuarse con el trabajo de construcción.

Es el momento en el que la orografía deja de ser un problema y se convierte en una fuente de satisfacción para el cliente, que dispondrá de una vivienda en un bello entorno, gracias, en parte, al CRAS. o-la-vida-de-una-comunidad/

jueves, 23 de noviembre de 2017

Nuestros clientes hablan de nosotros

En Kayati SL trabajamos, como cualquier empresa, para dar satisfacción a nuestros clientes. Vivimos de ellos, de su éxito al utilizar nuestros productos. Por ello es especialmente gratificante cuando un cliente no solamente compra y usa con éxito nuestro producto, sino que también habla de nosotros en sus comunicaciones a sus propios clientes.


Hace unos meses, la empresa Ferrovial, líder en el sector de las obras públicas, hizo una presentación del CRAS en su blog corporativo. Bajo el  título de “El misterio de los materiales: el cemento expansivo CRAS, demoliendo sin explosivos”, la firma internacional  hace una descripción de las ventajas que aporta el cemento demoledor no expansivo fabricado por Kayati SL, así como los fundamentos de su funcionamiento y el modo de empleo del producto.

Ferrovial ha utilizado nuestro producto CRAS, entre otras obras, en la construcción de una vía radial en el departamento de Antioquia, en Colombia, del cual también ha realizado un reportaje para su blog.

Es un honor para nuestra empresa y para nuestro producto el CRAS que una empresa tan importante como Ferrovial realice algunos de sus proyectos contando con nosotros, y que, además, se haga eco de nuestros productos en forma elogiosa en sus medios. Es un aliciente para seguir ofreciendo el mejor producto y el mejor servicio de asesoría sobre demolición sin explosiones a todos nuestros clientes, sean del tamaño que sean, y se encuentren en cualquiera de los más de ochenta países en los que el CRAS ayuda a llevar a cabo proyectos de demolición sin explosivos.

El artículo sobre el CRAS puede leerse en la siguiente dirección:
https://blog.ferrovial.com/es/2017/05/cemento-expansivo-cras-demoliendo-sin-explosivos/

El reportaje sobre la obra realizada con el CRAS puede hallarse aquí:
https://blog.ferrovial.com/es/2016/04/la-autovia-que-ha-cambiado-la-vida-de-una-comunidad/

lunes, 2 de octubre de 2017

Cuestion de vistas

Uno de los  retos a los que se enfrenta con frecuencia el mundo de la construcción de viviendas es que el mercado da gran valor a construcciones realizadas en emplazamientos desde los cuales los moradores de las mismas pueden disfrutar de buenas vistas, pero en los que es difícil construir.
 Las vistas desde un punto elevado en una costa agreste son extraordinarias. Construir allí presenta problemas que también requieren de soluciones extraordinarias. En el proyecto del que mostramos imágenes en esta nota, la construcción de una vivienda en lo alto de una  escarpada zona costera precisaba de la realización de un vaciado en una zona de difícil acceso y en la que el impacto ambiental habría de ser mínimo.


 La forma de realizar la demolición utilizando el CRAS; cemento expansivo fabricado por la firma alavesa Kayati SL, se adapta perfectamente a las exigencias del proyecto, ya que no precisa de la utilización de maquinaria pesada -¿cómo llevar un martillo neumático hasta estos riscos?- ni genera la demolición mediante explosiones, que alterarían sin duda el entorno en el que se llevan a cabo los trabajos. El proceso de perforación, preparación del mortero expansivo, vertido del mismo en los orificios perforados y la posterior rotura por efecto de la reacción expansiva de hidratación genera una rotura eficaz y respetuosa con el entorno.



Todo el proceso se realiza utilizando herramientas ligeras, en un plazo de tiempo corto y sin necesidad de pedir permisos especiales a la Administración. Los técnicos de Kayati SL están a disposición de la empresa encargada de la demolición para asesorar en todos los aspectos ligados al proyecto, como el diámetro, profundidad y distribución de las perforaciones, o la mejor variedad de CRAS en función de las condiciones de temperatura del entorno.



El resultado salta a la vista: a corto plazo, un vaciado en roca listo para que continúe adelante la edificación, y más a largo plazo, una vivienda integrada en el entorno con unas vistas excepcionales.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

El CRAS, paso a paso

Son muchos los trabajos de demolición en todo el mundo que utilizan cada año el cemento demoledor CRAS, fabricado por la firma alavesa Kayati SL. Los entornos en los que el CRAS ayuda a la realización de demoliciones es muy variado: canteras, vaciados para aparcamientos, diques, demoliciones submarinas, entornos urbanos e industriales...

Lo que no suele variar es la forma de aplicación del producto para obtener el máximo rendimiento del mismo: perforación, vertido del mortero hecho con el CRAS, espera hasta la rotura, y retirada de escombros.

Las fotos que acompañan este reportaje corresponden a un trabajo de demolición llevado a cabo en una zona urbana. Se pueden ver en ella claramente estas etapas. La perforación es una operación de fundamental importancia a la hora del uso del cemento demoledor. Los parámetros de profundidad y diámetro de de la perforación son fundamentales para conseguir un uso óptimo del material. La experiencia de Kayati SL se pone a disposición de sus clientes, que pueden contar con este apoyo para establecer estos parámetros, así como la distancia entre perforaciones y la forma de distribución de las mismas.

Dentro de un mismo proyecto, en función del tipo de material a demoler, del entorno en el que se haya de producir la demolición, o de la existencia de repiés u otras irregularidades del terreno, es posible seguir diversas estrategias para la distribución de las perforaciones
Éstas pueden ser verticales, horizontales -como se aprecian en las fotos- o incluso en forma de “V”, cuando la zona a demoler dispone de solo una cara libre.

En todos los casos, la versatilidad del CRAS permite llevar a buen puerto los proyectos de demolición más variados, sin explosiones, sin ruidos y sin vibraciones, características diferenciadoras del CRAS.

jueves, 3 de agosto de 2017

Un "tesoro" inesperado

 Cuando los piratas de las películas excavan, suele ser para buscar un tesoro. En el mundo real, cuando excavamos en un terreno para realizar un vaciado, nos podemos encontrar con “tesoros” no buscados. Un bolo enorme de granito, por ejemplo, que no tiene ninguna intención de dejarse mover de ahí.
 Mostramos aquí el bolo que apareció en el jardín de una urbanización en la zona mediterránea. Una piedra de un tamaño considerable, de gran dureza, y que presentaba, para su eliminación, los problemas que se presentan habitualmente cuando se trata de hacer una demolición en terreno urbano, habitado: imposibilidad de usar explosivos y conveniencia de evitar el uso de ruidosa maquinaria neumática. Una pesadilla para el contratista de la obra.
 La solución a este quebranto vino de la mano del CRAS. El cemento demoledor fabricado por la firma alavesa Kayati SL sirve para realizar demoliciones sin necesidad de usar explosivos. La composición química del CRAS facilita que, durante el proceso de fraguado del mismo, una reacción química de hidratación genere una fuerza expansiva suficiente como para quebrar la roca más dura en unas pocas horas.
 En el caso que nos ocupa, la forma de librarse de este indeseado tesoro fue la habitual cuando se trabaja con el CRAS: se realizó una perforación múltiple de la roca, siguiendo una distribución de taladros de acuerdo con las indicaciones de uso del producto, se vertió en estas perforaciones el mortero producido a partir del cemento CRAS en polvo, y se esperó durante unas horas a que la expansión del CRAS produjese la rotura de la roca.
 El resultado final fue la demolición de la roca, que, dividida en partes más pequeñas y manejables, permitió la retirada del bolo y la continuación de los trabajos.

No nos consta que, bajo el bolo, hubiese un tesoro pirata, pero sí que nos alegra saber que los trabajos pudieron continuar sin tropezar en una piedra enorme, para alivio y satisfacción de nuestros clientes.

martes, 11 de julio de 2017

El CRAS cuida a los vecinos

 Existen alternativas al uso del cemento demoledor no explosivo CRAS. Pese a que el producto fabricado por la firma alavesa Kayati SL presenta una serie de ventajas que hacen que sea la alternativa más eficaz y menos molesta para determinados trabajos, es cierto que existen otras opciones, con menos ventajas globales pero que, en ocasiones, son elegidas por los responsables de los proyectos de demolición.

 Desde Kayati SL trabajamos día a día para eliminar el principal obstáculo para el uso del CRAS en los proyectos de demolición que se realizan en entornos urbanos, que no es otro que el desconocimiento de nuestro producto por parte de los encargados de organizar las demoliciones. Alternativas como el uso de explosivos están totalmente descartadas en razón del peligro que entraña el manejo de esta sustancias en entornos urbanos, habitados y en los que el ruido, la onda expansiva, las proyecciones de material y, en general, todos los inconvenientes que causa el explosivo, hacen totalmente impensable su utilización.
 Otra alternativa, como es el uso de martillos neumáticos de tamaño medio-grande, los “pica-pica”, goza de bastante predicamento entre profesionales de la demolición que no conocen -o no confían aún- en el cemento demoledor.
 Las molestias que genera el uso de estas herramientas las pagan los vecinos: ruidos molestos, repetitivos, que acaban generando una sensación de malestar profundo, cuando no de auténtica pesadilla entre las personas cercanas -y no tan cercanas- al lugar en el que se está procediendo a la demolición mediante esta técnica.

La contaminación acústica, las vibraciones y el trajín de maquinaria en la zona de la demolición convierten a ésta en una experiencia traumática para el vecindario.
 El CRAS evita estos problemas mediante la explosión sin explosivos, aprovechando la fuerza expansiva generada por la hidratación.
 El uso del CRAS es sencillo. En primer lugar se hace una perforación del elemento -roca, bloque de hormigón…- que se quiere demoler, de acuerdo a una distribución que facilite la rotura de la roca. Posteriormente, se prepara el mortero con el CRAS, que se vierte en los orificios generados en la zona a demoler.

Al cabo de unas horas, el CRAS desarrolla su fuerza expansiva y acaba fragmentando el bolo, el bloque de hormigón, la roca o cualquier otro elemento que se desee demoler. Tras esta rotura puede procederse al desescombro. En este reportaje mostramos imágenes de este proceso, sencillo, silencioso y con muy escasa influencia en el entorno.
 Kayati SL, fabricante del CRAS, es miembro reconocido de diversas asociaciones de empresas de demolición, y tanto en esos foros como a través de una intensa labor de comunicación, da a conocer las virtudes de este método de demolición. Y, con ello, ayuda a que los vecinos cercanos a estos trabajos no pierdan la tranquilidad ni mucho menos el sueño.